Huebner, el vampiro de Trutnov

(1730~1732)


El caso de Huebner, el vampiro de la ciudad checa de Trutnov es otro de los casos que fueron investigados por  las autoridades austriacas. Desgraciadamente, a diferencia de otros casos, no se han descubierto los informes oficiales, de modo que sólo contamos con testimonios indirectos, lo que ha favorecido el que haya discrepancias entre los autores que se han encargado de él. Montague Summers recoge este caso en su The Vampire in Europe (1929). Traducimos las pocas líneas que le dedica en el capítulo III, Hungary and Czecho-Slovakia:

"Entre los años 1730 y 1732 tuvo lugar el caso de Stephen Hubner de Treautenau, que tras su muerte volvió y no sólo atacó individuos, también mató ganado. Al parecer, según el informe oficial, este vampiro los estrangulaba. El caso fue puesto enseguida en manos de las autoridades y por orden de la corte suprema del distrito el cadáver fue desenterrado. Aunque habían pasado cinco meses desde la fecha del entierro presentaba todas las marcas del vampirismo. Siguiendo el procedimiento común fue decapitado por el verdugo. Los restos fueron quemados, y las cenizas esparcidas al viento. Como medida de precaución se exhumaron y quemaron con toda reverencia los cuerpos enterrados cerca del de Hubner y después se les enterró de nuevo donde estaban."

Plaza de Krakonoš, en Trutnov (Trautenau)
Plaza de Krakonoš, en Trutnov (Trautenau). Foto de Koroner (Wikimedia Commons)

La grafía del nombre de la ciudad, tal como la ofrece Summers, Treautenau, debe ser incorrecta. Seguramente se trata de Trautenau, nombre alemán de la ciudad checa de Trutnov (50° 33' 38''N, 15° 54' 47''W). De hecho en la bibliografía anterior el nombre empleado para la ciudad es Trautenau. Por ejemplo, en el segundo tomo de Histoire et traité des sciences occultes, del Conde de Résie (Louis Vivès, París, 1857) leemos (traduciendo del original francés):

"De manera semejante se atribuye una epidemia que tuvo lugar en Trautenau, próxima a Konigsgratz, en Bohemia, a la influencia maligna de un tal Etienne Hubnerius, que había amasado grandes riquezas durante su vida. Heywood cuenta que tras su defunción, seguida un costoso funeral, el espectro de Hubnerius, vestido como solía hacerlo en vida, se apareció paseándose por las calles de la ciudad, y tanto los conocidos como a otros que iba encontrando y a los que saludaba abrazándoles, como era la costumbre, morían o caían enfermos poco después."

El Conde de Résie toma su relato de la obra Hierarchy of blessed angels (1635), del dramaturgo inglés Thomas Heywood. En cuanto a la fecha de los acontecimientos el investigador Rob Brautigam afirma que otro investigador, el australiano David Keyworth, asegura haber encontrado el caso en una obra publicada en 1658, y en el que se da la fecha de 1567 para los acontecimientos.

Vista de Trutnov
Vista de Trutnov. Foto de mzopw (WikiMedia Commons)

Algunos autores, como Basil Copper en The Vampire: In Legend & Fact (1989) dan la fecha de 1725 y lo sitúan en algún lugar de Hungría. Según esta versión del relato durante unos dos años la gente era atacada por las noches y el ganado aparecía muerto, estrangulado, en grandes cantidades. Muchos de los ataques se producían cerca del cementerio donde Huebner había sido enterrado. Además quien fuera era tremendamente fuerte como para poder estrangular el ganado. Huebner en vida era famoso por su fuerza y talla gigantescas. Todo ello levantó las sospechas de las autoridades. La gente de todo el distrito estaba muy inquieta y el magistrado comisionado para investigar los hechos ordenó que fuera desenterrado el cuerpo de Huebner. Comprobaron aterrorizados que el cadáver mostraba todas las evidencias que comúnmente se asocian al vampirismo; de modo que se le clavó una estaca y se hizo quemar los cuerpos que le rodeaban en su sepultura.

© 2008. Del texto y traducciones, Javier Arries

© 2016. Diseño y contenido por Javier Arries

email

"A veces, se alzan puertas. Atravesarlas o pasar de largo; esa es la elección del viajero, la causa de su grandeza y de su eterno peregrinar. Viajero llama a la puerta si quieres pasar..."

Webs amigas