El águila de sangre

El Águila de sangre, en nórdico antiguo, bloðorn, o rístabloðorn, era, supuestamente, una forma de ejecución tan cruel como impactante. La víctima era colocada de espaldas. Con un arma afilada se iban sacando las costillas del reo, levantándolas hacia arriba hasta que los pulmones quedaban a la vista y eran sacados fuera, dando la impresión de parecer unas alas sangrientas. Las escasas referencias escritas de las que disponemos son vagas. El castigo, en estas fuentes escritas, se aplica a miembros de la nobleza, ejecutados de este modo por los hijos de algún hombre al que habían matado. Parece pues una forma de ejecución en la que los hijos vengaban la muerte de un padre.

Las descripciones del águila de sangre fueron popularizadas por autores del siglo XVIII y XIX, como Sharon Turner, en su History of the Anglo-Saxons (1799), o Johann Martin Lappenberg, autor de History of England Under the Anglo-Saxon Kings (1834). Se impuso desde entonces una descripción de esta hipotética tortura según la cual se separaban las costillas de la columna vertebral, una a una, con uh hacha; después se tiraba hacia fuera de las costillas y la piel de modo modo que semejaran unas alas. Los pulmones eran extraidos hacia fuera y podía verse como se hinchaban porque la víctima estaba viva. Para provocarle aún más dolor se echaba sal sobre la herida. Esta truculenta descripción es la que se impuso entre los estudiosos. ¿Qué hay de verdad en ella? Examinemos algunas de estas fuentes.

Saga Orkneyinga y Heimskringla Saga

La Saga Orkneyinga (o Saga de los Orcadenses) fue escrita sobre el año 1200 (unos 300 años después de los eventos que describe). En un pasaje de esta saga, en el siglo IX, el jarl Torf-Einarr captura en la Colina de Rinar a otro jarl, Halfdan Haleg, Halfdan Piernas Largas, hijo del rey Harald I de Noruega. Halfdan había matado a su padre, de modo que, literalmente, dice el texto, Torf hizo esculpir con una espada un águila de sangre sobre su espalda, separar todas sus costillas de la columna vertebral y extraer sus pulmones. Se lo ofrendó a Odín como sacrificio por la victoria y luego cantó.

La Heimskringla Saga fue compuesta cerca del año 1225 por el escalda islandés Snorri Sturluson. En un pasaje de la misma Snorri narra prácticamente los mismos hechos, pero en su caso es el mismo Torf-Einar quien venga a su padre “cortando un águila de sangre empujando su espada hasta el pecho a lo largo de la columna vertebral, cortando las costillas hasta los lomos y sacando después los pulmones”.

El Relato de los Hijos de Ragnar

El Þáttr af Ragnars sonum (el Relato de los hijos de Ragnar), que puede leerse aquí en su versión original, y traducida al inglés, es una historia sobre las andanzas del jarl Ragnar Lothbrok y sus hijos. Tras saquear Inglaterra, el rey Aella de Northumbria consigue derrotar a Ragnar y hacerle prisionero, condenándole a morir en un foso de serpientes venenosas. Más tarde es el propio Aella el que cae prisionero de los hijos de Ragnar después de que los daneses conquisten York. Y en venganza por la muerte de su padre, uno de ellos, Ivar el Sin huesos, hizo cortar un águila sobre la espalda de Aella, separar sus costillas y extraerle los pulmones. Esto habría ocurrido en el año 867. El texto, que he traducido a partir de la traducción al inglés de Peter Tunstall dice:

«Ivar y los hermanos recordaron cómo torturaron a su padre. Y entonces cortaron un águila sobre la espalda de Aella, luego separaron todas sus costillas de la columna vertebral con una espada, de tal manera que sus pulmones quedaron fuera.»

Es falso que esto aparezca también en las Crónicas Anglosajonas, cosa que hemos leído en algunas fuentes. Lo que la crónica dice realmente, y lo hemos comprobado personalmente, es que los reyes Aella y Osberth murieron durante el asedio de York y que "los dos reyes fueron asesinados en el acto".

Historia de Norna-Gest

La Historia de Norna-Gest, héroe islandés, escrita en torno al año 1300, y cuyo texto original y la traducción al inglés puede consultarse aquí, tiene un pasaje en verso en el que Sigurd talló con su espada un águila de sangre en la espalda del “asesino de Sigmund”, su padre. Traduzco a partir de la traducción al inglés de George L. Hardman:

«Hubo entonces una discusión sobre qué tipo de muerte debería tener Lyngvi. Regin aconsejó que se tallara un águila de sangre en su espalda. Después Regin me arrebató la espada y con ella talló la espalda de Lyngvi hasta que le cortó las costillas a través de la espalda y le extrajeron los pulmones. Así Lyngvi murió con gran valor. Entonces Regin dijo:

"Ahora el águila de sangre
Con una espada ancha
El asesino de Sigmund
Tiene tallada en la espalda.”»

El Knútsdrápa de Sigvatr Þórðarson

El escalda islandés Sigvatr Þórðarson (995-1045) dedicó un poema, el Knútsdrápa, el drápa de Knut, al rey Canuto el Grande. Un drápa era un poema cuya finalidad era ensalzar a un noble o a un monarca resaltando sus logros, victorias, etc. La primera estrofa del poema dice así:

Ok Ellu bak,
at, lét, hinns sat,
Ívarr ara,
Jórvík, skorit.

Pero la traducción literal es un tanto oscura, de modo que se ha propuesto este orden para hacerla más entendible: “Ok Ívarr, hinnssat at Jórvík, létbakElluskorit ara.”, que suele traducirse como “EÍvarr, que residía en Jórvik (York), cortó un águila en la espalda de Aella”. No obstante, para muchos esta es una truducción forzada. La traducción literal no es tan explícita, y es mucho más críptica.

La piedra de Stora Hammars, en Suecia

Las llamadas piedra de Stora Hammars son un grupo de cuatro estelas de piedra, con forma fálica, en las que se han tallado escenas mitológicas. La que ha sido clasificada como Stora Hammars I muestra, entre otras, lo que parece una escena de sacrificio que incluye la imagen de un guerrero colgado de un árbol (quizá un sacrificado a Odín, u Odín mismo). Encima de lo que ha sido interpretado altar de sacrifico puede verse el símbolo conocido como valknut, símbolo compuesto por tres triángulos entrelazados vinculado probablemente a Odín. Sobre dicho altar hay un hombre acostado sobre su vientre. Detrás de él hay otro hombre que empuña un arma similar a una lanza. Un águila parece posarse sobre el asta de la lanza. Otra, está sobre el valknut. Los que sí creen en el águila de sangre como una forma de ejecución ritual interpretan esta escena como un sacrificio que describe el bloðorn. No obstante, los que no están de acuerdo con esta interpretación creen que en lugar de dos águilas las aves representadas son Hugin y Munin, los cuervos de Odín.

La piedra Stora Hammars I. Créditos: 1.

Otros personajes que habrían sufrido este suplicio:

Además de los que ya hemos visto: Halfdan Haleg, hijo de Harald I de Norueg, y Ælla, rey de Northumbria, algunos autores sugieren que otros personajes históricos habrían sido víctimas del águila de sangre:

Edmundo Mártir, rey de Anglia Oriental. En el año 870, fue derrotadoy capturado por las tropas danesas al mando de dos de los hijos de Ragnar Lothbrok, Hinguar (Ivar el Deshuesado) y Hubba (Ubbe Ragnarsson). Según las crónicas, como no consentía en ceder el reino y no renegaba de su fe cristiana, fue torturado. Como veían que no renunciaba comenzaron a lanzarle flechas y después lo decapitaron.

Máel Gualae, rey irlandés de Munster. Los vikingos le derrotaron en 859. Según los Anales del Ulster, crónica irlandesa medieval, fue lapidado por los vikingos. El Cogadh Gaedhel re Gallaibh (las Guerras de los irlandeses con los extranjeros), un texto compuesto en el siglo XII, afirma sin embargo que "le rompieron la espalda en una piedra".

Ælfheah, arzobispo de Canterbury, San Alfege. Muerto en 1012 tras negarse a pagar, después de siete meses de cautiverio, un rescate por su vida. No obstante la Crónica Anglosajona afirma que Thorkell el Alto, el jefe de los vikingos que asedió Canterbury y apresó a Ælfheah, no consiguió impedir que sus hombres le dieran muerte, furiosos al oír la negativa del arzobispo a que pagaran rescate por él, sabedor de que la suma exigida era muy elevada y que el país estaba pasando grandes necesidades. Los vikingos la emprendieron a golpes con él con huesos y astas de buey. Uno lo derribó con un hacha de hierro.

¿Rito sangriento o figura literaria?

Hay un fuerte debate entre los especialistas acerca de si el águila de sangre no es una exageración de los autores de los textos que hemos visto antes, que narran hechos antiguos y ya eran cristianos. Aunque la palabra bloðorn está presente en el vocabulario nórdico no sabemos muy bien a que se refier. Por una parte no se han encontrado evidencias arqueológicas. Ninguno de los cuerpos de la época recuperados hasta el momento muestra signos de haber sufrido esta forma de ejecución. Por otra parte las sagas mezclan elementos históricos reales con otros fantásticos, y los poetas tienden a adornar sus relatos. La filóloga estadounidense Roberta Frank, en un artículo titulado Viking atrocity and Skaldic verse: The Rite of the Blood-Eagle, duda de que se trate de una forma de tortura. Los escaldos, los poetas nórdicos, hacían uso de una figura literaria conocida como kening. Los kenningar eran expresiones poéticas empleadas para aludir a alguien o a algo. Por ejemplo, la espada es el fuego de la batalla; el águila es el halcón de la sangre; el oro son las lágrimas de Freya... Robert Frank afirma que seguramente se trata de una mala interpretación de textos antiguos en los que, en una especie de kenning, el águila de sangre sería una forma de aludir a los guerreros muertos en combate que yacen con la espalda expuesta a las aves y los carroñeros. El significado original se habría perdido y habría sido interpretado de forma errónea por los cronistas posteriores. La controversia, en fin, sigue viva.

Créditos Fotográficos

1: De Sacrificial_scene_on_Hammars_(I).JPG: Berigderivative work: The Man in Question (talk) - Sacrificial_scene_on_Hammars_(I).JPG, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=6560287

© 2019. Diseño y contenido por Javier Arries

email
Odin

Página web de Javier Arries

javier arries