Aceites Esenciales

Alambique

¿QUÉ SON?

Los aceites esenciales son líquidos oleaginosos que recogen el aroma de ciertas plantas (aceite esencial de rosa, de limón,...), y productos animales (almizcle, ámbar gris,...).

Los aceites esenciales de origen vegetal los producen las propias plantas, y son extraídos de la misma mediante dos procedimientos:

  • Por destilación. La planta se introduce en un aparato de destilación, y los aceites se recogen arrastrados por vapor.
  • Por extracción. Básicamente se trata de prensar una gran cantidad de plantas para luego separar, del jugo resultante (llamado esencia), las partes oleaginosas del agua. Una variante de este método es el enfleurage, que consiste en introducir la planta (a menudo los pétalos) en un aceite neutro, para que se vayan disolviendo en él los aceites esenciales de los vegetales. Se deja transcurrir un tiempo y luego se filtra el aceite y se vuelve a añadir otra remesa de hierbas. Este proceso se repite hasta obtener la concentración deseada.
El resultado es un producto de aroma muy fuerte, por lo que sólo se suelen emplear unas gotas, que a menudo se diluyen en aceites neutros (de almendra, de jojoba, de girasol, etc.), o se mezclan con perfumes.

Desgraciadamente hace falta una gran cantidad de plantas para obtener unas gotas de aceite y por otro lado el equipo para destilar resulta costoso. De aquí que a menudo se recurra a aceites esenciales sintéticos, que son mucho más baratos pero sin las propiedades de los naturales. Los aceites esenciales naturales o tienen poco color o son transparentes, de modo que debemos desconfiar de aceites esenciales con colores demasiado vivos. Además son viscosos, no aceitosos (esto indica que han sido mezclados con aceites neutros para obtener más cantidad). La concentración debería venir en el envase. Recuérdese además que la esencia no es aceite esencial. Debemos desconfiar de los aceites excesivamente baratos.

Los aceites esenciales se emplean en una gran cantidad de fórmulas para elaborar sales de baño, inciensos, jabones, etc.

MODOS DE EMPLEO

Hay muchos modos de beneficiarse de los aceites esenciales:
  • Por inhalación. Verter unas gotas en un cuenco con agua caliente y dejarlo cerca (se pueden tomar vahos tapando la cabeza con una toalla y respirando sobre el agua caliente si se quieren emplear para tratar afecciones respiratorias). También pueden utilizarse vaporizadores (quemadores de esencias), atomizadores u otros aparatos similares.
  • En el baño. Echar entre 5 ó 10 gotas en el agua caliente de la bañera. Los beneficios en este caso se obtienen por inhalación, pero también por absorción de la piel.
  • En masajes. Se mezclan algunas gotas con aceites vegetales ligeros (nunca minerales) para masajear. Aceites base que pueden usarse son: girasol, almendras dulces, pipas de uva, cacahuete, avellana, soja, germen de trigo (que además actúa de conservante), oliva, aguacate, hueso de melocotón, hueso de albaricoque...
Los aceites esenciales y sus mezclas deben guardarse en frascos de cristal de color en lugares frescos.

Dada su concentración no deberían aplicarse directamente sobre la piel, y por supuesto sobre zonas sensibles como los ojos o las mucosas. Hay quien desaconseja su uso para mujeres embarazadas.

LISTA DE ACEITES

Además del aroma, los aceites esenciales naturales conservan muchas de las propiedades de las plantas de las que han sido extraídos, cuando no son los portadores de las mismas. Esta es una lista muy incompleta (poco a poco la iremos ampliando), pero buena para empezar.
  • Benjuí. Desinfectante y cicatrizante. Se emplea en dolores reumáticos, bronquitis y enfermedades de la piel, y también contra el estrés.
  • Bergamota. Antidepresivo, desodorante, antiespasmódico, digestivo.
  • Enebro. Bueno para aliviar los dolores menstruales, ayuda a eliminar el ácido úrico y es un buen depurativo.
  • Hinojo. Facilita la digestión, abre el apetito, emenagogo, expectorante, antiespasmódico y diurético (se utiliza en dietas de adelgazamiento). Anticelulítico (se aplica en masajes para la "piel de naranja"). Aumenta el flujo de leche en las mujeres que acaban de dar a luz y regula el ciclo menstrual.
  • Jazmín. Antidepresivo útil para combatir la ansiedad, calmante y afrodisíaco. También se emplea en tratamientos para la piel.
  • Jengibre. Contra gripes y resfriados. También es un buen tónico (estimulador del apetito) y se usa contra las náuseas.
  • Lavanda. Para afecciones nerviosas: anticonvulsivo, antidepresivo, antiespasmódico. Contra dolores, heridas e infecciones: analgésico, antimicrobiano, antirreumático, antiséptico, antitóxico, cicatrizante, desodorante. Util también como hipotensor, diurético, sudorífico y como vermífugo y contra parásitos.
  • Limón. Depurativo.
  • Manzanilla. Favorece la digestión y tiene propiedades calmantes.
  • Melisa. En afecciones nerviosas como antidepresivo y sedante. También es antiespasmódico. Favorece la digestión y es un buen carminativo (ayuda a expulsar gases). Indicado también para combatir la fiebre y como cicatrizante. Tiene también efectos antivirales y antibacterianos..
  • Nuez moscada. Afrodisiaco empleado a menudo contra la impotencia.
  • Romero. Contra dolores, heridas y como desinfectante: antiséptico, cicatrizante, analgésico, antimicrobiano, antirreumático. Bueno también para afecciones digestivas: astringente,  carminativo, digestivo, hepático. Es también diurético y sudorífico. También tiene propiedades antiespasmódicas.
  • Tomillo. Estimulante físico y psíquico.
  • Salvia. Excelente antiséptico (desinfectante) y antiinflamatorio. Muy conveniente también como digestivo, tónico (abre el apetito), y laxante. Buen diurético y desodorante (evita la sudoración excesiva).
  • Valeriana. Calmante indicado para trastornos nerviosos y del sueño.


© 2008. Javier Arries

© 2016. Diseño y contenido por Javier Arries

email

"A veces, se alzan puertas. Atravesarlas o pasar de largo; esa es la elección del viajero, la causa de su grandeza y de su eterno peregrinar. Viajero llama a la puerta si quieres pasar..."

Webs amigas